Menú

El Mirador de ECI, porque comer bien en un centro comercial es posible

Comer bien en un centro comercial es posible; hacerlo con un servicio muy profesional, también; disponer de una carta cambiante como atractivo, no es frecuente, pero ocurre; que la relación calidad/precio no te descompense el mes es más difícil, pero a veces se da la circunstancia. Hoy les contamos un almuerzo a ocho plantas de altura, en un espacio acristalado que invita a disfrutar del horizonte y de la panorámica más próxima, pero la cocina del lugar les llamará la atención mucho más. Estamos en el restaurante de El Corte Inglés, o sea, en el Restaurante El Mirador.

Jornadas gastronómicas, gourmet experience… ¡Nada de eso! Una comida de diario, con amistades que enriquecen la mesa, esa que responde al perfil de la marca que la acoge, igual que ocurre con el ambiente de este espacio perfectamente dimensionado (ni grande, ni pequeño, ni mediano), exquisita y sutilmente decorado, los platos llegan con un denominador común: la calidad del producto.

Jamón ibérico y quesos para abrir boca, con un poco de pan con tomate que se consumen casi sin darse cuenta.

Croquetas de carabineros. Un producto bien elaborado, con una bechamel suave, con mucho del elemento que da apellido al plato (como debe ser) y preparada al estilo El Mirador de El Corte Inglés (ECI). Suavidad es una de las características de este planto en este lugar si nos referimos a cualquier otra clase, pero cuando se trata de carabineros el paladar percibe más fuerza, pero agradece que no llegue a anular todo lo demás.

El revuelto de bacalao dorado estaba espléndido, bien troceado, papas paja en ese punto frito que incita a seguir ingiriendo, el huevo como nexo, pero sin protagonizar la receta. El pescado, desmigajado (así se corresponde con su origen portugués), aparece como ingrediente principal de una propuesta sencilla, pero sabrosa, exquisita para quienes entendemos que como las papas fritas con huevo no hay placer mayor al paladar. En la cocina del restaurante El Mirador de ECI saben lo que cuecen.

Una de esas apuestas que llaman la atención es la ropa vieja de pulpo. Sí, muy interesante. Una intromisión en la cocina canaria con una receta que es pura sencillez, pero exquisita. Esta variación que encontramos (esta vez) en El Mirador del ECI tiene al molusco como estandarte. Eso sí, pura mantequilla al morder, como los garbanzos, una de las claves para valorar la calidad del trabajo al fogón. En este aspecto, ni un reparo. Eso sí, un poco menos de caldo hubiera redondeado el trabajo.

Rodaballo a la parrilla. Estamos ante uno de los productos estrella del sector primario español que, junto con nuestras papas negra y un mojo verde, nos recuerda nuestra esencia gastronómica. Punto de cocción y temperatura, sin un solo pero, resultando una propuesta sin estridencias ni excentricidades. Cocina marinera como la de estas islas, que era lo que buscábamos en el plato. Sorprende que en un restaurante como El Mirador de ECI no intenten alterar lo que, de por sí, ya es un plato tradicional: pescado, papas y mojo. Un espectáculo, sin duda.

El restaurante El Mirador de El Corte Inglés es una apuesta segura. Hora de comer, a dónde ir, después hay que volver al curro, no podemos perder tiempo en aparcar, queremos disfrutar del momento y que no nos salga por un pico… En El Mirador de ECI se demuestra que comer bien en un centro comercial es posible.

La Ficha

Restaurante El Mirador (El Corte Inglés)

_________________________________________________________________________________

Entradas relacionadas:

¿Un buen restaurante? El Mirador de El Corte Ingles (06-5-2017)

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.