Menú

La Pajarita o el arte de lo natural

La Pajarita o el arte de lo natural

Recuerdo aquellos viejos tiempos. Aquellos tiempos en los que cuando un comensal pedía un plato vegetariano o vegano el camarero, confundido, iba a la cocina y traía una ensalada básica con lechuga, tomate y poco más. A veces, le añadían atún porque suponían que bastaba con que no llevara carne.

Afortunadamente, el conocimiento de las inmensas posibilidades de la cocina vegana o vegetariana llegó a las cocinas de todo nivel de este país poco después, en una transición lenta, pero sólida. Ha sido un proceso lento, pero imparable. Ambos tipos de alimentación, la vegetariana -que excluye carne o pescado, pero incluye otros productos de origen animal como huevos, lácteos y miel- y la vegana -que prescinde de todos ellos- han evolucionado favorablemente.

La Pajarita, la pastelería y cafetería vegana y ecológica, llegó hace dos años a Santa Cruz de Tenerife con el concepto muy claro: su cocina debía ser una mezcla a partes iguales de materia prima exquisitamente seleccionada y altas dosis de creatividad. En este sentido, considero que han hecho los deberes correctamente. Aunque su alimentación excluye cualquier producto de origen animal, su objetivo es, más bien, encontrar una cocina artesana, natural y saludable. Por eso, además, sus ingredientes son ecológicos elegidos meticulosamente.

Las recetas en  su cocina se crean, se prueban bajo el método de ensayo y error y así se reinventan. Desde el queso de anacardos, pasando por la veganesa (mayonesa vegana),  todo tiene un sabor nuevo y adictivo. Los buddha y smoothie bowls, tan de moda ahora, las cremas, los patés y las mermeladas son artesanas, como todo en su menú. Se añade a su carta batidos, cafés ecológicos, sándwiches y tostas y toda una pastelería sin aditivos insanos, suave de textura y al paladar, que te permite repetir sin cansarte.

El local es pequeño, el trato familiar y, algo en lo que se pone énfasis, puedes llevar a tu perro, al que le darán un cuenco de agua o algunos mimos. María Báez, la dueña, empezó a cocinar para mejorar la salud de un familiar cercano. Así, descubrió todo un mundo de ingredientes ricos en sabor y, a la vez, saludables. Su familia materna palmera conserva el apodo de “los pajaritas”. María es, pues, La Pajarita, donde ha puesto su alma y dedicación y donde, poco a poco, se ha ido rodeando de un equipo que ha crecido profesionalmente junto.

La clientela es variada. Hay clientes veganos, clientes que buscan comer saludablemente sin renunciar al sabor y luego están, entre los que me incluyo, los que comemos de todo, pero apreciamos su menú y la atención que nos brindan. No acudimos por una filosofía particular, lo hacemos buscando esa mezcla creativa y fresca que les obliga a construir recetas llenas de naturalidad y originalidad. Siempre que voy hay comensales extranjeros, que van a tiro hecho, porque este tipo de alimentación la conocen hace más tiempo que nosotros y saben disfrutarla.

El lema de La Pajarita es “enamorados de lo natural”. Yo añado que esta clase de naturalidad también es un arte.

La ficha

La Pajarita

Sobre el autor

Verónica Martín León

Conocer. Escribir. Sentir. cafedelaalegria.com

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.