Menú

Poisson Cru y el talento exótico de Guachinch & Fusión

Poisson Cru y el talento exótico de Guachinch & Fusión

Poisson Cru. Quédense con este nombre en francés. En primer lugar, porque probablemente lo escucharán más veces a partir de ahora. En segundo lugar, porque así, al pedirlo en el reciente Guachinch & Fusión de La Laguna, probarán algo exótico como su nombre. Si digo que es ceviche de salmón en leche de coco acompañado de yuca frita, de por sí suena exótico y apetecible. Confirmo ambas cosas, el exotismo viene de la inspiración en Bora Bora de este plato. Creado por la chef venezolana Yenifer Ruiz, este ceviche es una mezcla equilibrada donde el sabor del pescado está suavizado y el resto de ingredientes lo acompaña muy bien combinados.

Este guachinche con toques de alta cocina tiene una carta no demasiada extensa, pero nos va a seguir sorprendiendo. Pedimos, aparte del ceviche, dos entrantes más: gazpacho de tomate y frutas y saquitos de queso y cebolla caramelizada. Recomendados también. Y luego el lagarto, por ejemplo, aparece en su carta, y es muy interesante, especialmente a quién le guste la carne. Lagarto es un corte especial del cerdo ibérico. Teniendo en cuenta que la carne roja no es de mis platos favoritos y el cerdo, menos, puedo decir que tenía mis dudas sobre pedirlo, sin embargo, valió la pena. La carne estaba tierna y en un buen punto de grasa.

Finalmente, y otra vez por recomendación de la chef, pedimos pie de limón y queso con merengue. Muy rico. Y me apunté para la próxima el quesillo de Baileys, porque como comprenderán a esas alturas ya no me cabía nada más en el estómago.

Disfruté todo el menú, lo saboreé. Y quedé con ganas de volver.

Rara vez comento los precios de los restaurantes, porque la relación calidad-precio es una apreciación subjetiva del comensal. Barato significa para mí que algo tiene un precio económico con respecto a su alta calidad y caro significa  que algo no valía lo que costaba. La cuenta en Guachinch & Fusión con todo este menú que he descrito para dos personas costó menos de 40 euros. Permítanme que, como comensal, exprese mi opinión sobre este precio y en una sola palabra: barato.

Por lo demás, el local es modesto y busca asemejarse al aspecto familiar de cualquier guachinche de la isla. Frente a La Laboral de La Laguna, está un poco alejado del casco histórico de la ciudad, pero se llega fácilmente en coche y caminando.

Siempre me fijo en la atención, porque la restauración es un negocio hecho para el público y quién paga merece una atención esmerada. En este guachinche moderno la atención fue excelente y recomiendo dejarse llevar por las propuestas de Yenifer, la chef, que, no en vano, ha ganado premios por sus creaciones en su país natal.

Por último, hay que resaltar que siendo el precio, el trato y el local muy parecido a cualquier guachinche, los platos son distintos. Creo que hay que dejarse sorprender. Existe tradición y modernidad en su carta. Es importante tenerlo en cuenta. Aunque es posible que les quede por evolucionar, como a todo el mundo, a mí su mezcla de viejo y nuevo me ha convencido. Ahora les toca a ustedes probar y opinar.

La ficha

Guachinch & Fusión

  • Calle Tango Herreño, Local 8 – Edf. Don Pelayo
  • San Cristóbal de La Laguna
  • Santa Cruz de Tenerife
  • Tel.: 682 859 167

Sobre el autor

Verónica Martín León

Conocer. Escribir. Sentir. cafedelaalegria.com

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 17 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.