Menú

Tapasté: excelencia, creatividad y sabor

Tapasté: excelencia, creatividad y sabor

Recuerdo que la primera vez que comí en el Tapasté fui invitada por mi tía, que buscaba un sitio de comida saludable. Así que entré sin expectativas más que comer ligero. Qué equivocada estaba.  Aquel viernes por la tarde, cuando salí del pequeño restaurante, comprendí que había encontrado otra joya.

Tapasté está ubicado en La Milagrosa, La Laguna. El nombre viene de unir las palabras tapas y té y namasté y tapas. Es un local que tiene pocas mesas, por lo que hay que reservar siempre. La sala siempre me recuerda uno de esos restaurantes italianos familiares de las películas americanas. Es decir, tiene ese ambiente íntimo y acogedor. Además, no sirven cenas, solo almuerzos.

Es un restaurante vegetariano. Los platos se crean bajo la máxima de ofrecer calidad en la materia prima, creatividad y mucho sabor. Hay mucha modernidad en el menú y también mucha elaboración dedicada. Sólo los nombres de los platos ya apetecen: mini hamburguesa con paella oriental, calabaza asada sobre cuscús suave, crema de lentejas al estilo libanés y un largo etcétera. No es arrogancia en el lenguaje: doy fe de que saben como aparentan, incluso mejor. Las raciones son muy generosas y el menú diario es económico. Luego están los platos exóticos: shakshuka, de origen africano, el curry tailandés o un ungari donburi vegano.

Los postres merecen mención aparte. Dos veces he probado el tiramisú de frutos secos y todavía recuerdo el sabor. Pannacota con lavanda, mousse de parchita o el pudin de coco y limón suelen estar en el menú.

No puedo explicarlos, hay que probarlos. Creo que no se puede pedir más. O tal vez, sí, porque gran parte de su materia prima se cultiva y recoge de una finca ecológica local desde hace un año. Y, por otro lado, son expertos en nutrición. De ahí que no solo hay arte y sabor, sino salud. ¿Véis cuando digo que no se puede pedir más?

Han recibido varios años seguidos el certificado de excelencia que otorgan los clientes de Tripadvisor, que sabemos que no son precisamente conformistas.

Comparten algunas de sus recetas en una web propia y suelen dar talleres de comida saludable. Así que no tienen secretos, todo lo que crean y evolucionan  lo comparten.

He estado varias veces y otras tantas me he llevado su lasaña vegetal o su menú navideño. Si sois de los que coméis de todo y los restaurantes vegetarianos no os convencen, mi consejo es que probéis con Tapasté, porque es una buena forma de comprender toda la riqueza y posibilidades de un menú sin carne o pescado. No se va a un sitio como éste a comer sano solamente, se va a comer bien.

La ficha

Tapasté

Sobre el autor

Verónica Martín León

Conocer. Escribir. Sentir. cafedelaalegria.com

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.