Menú

Las uvas del vino de Tenerife

Las uvas del vino de Tenerife

La viña llegó a Tenerife con los primeros europeos en el siglo XV, y desde entonces se ha convertido en una parte indispensable de su agricultura.  Una de las claves del éxito de los vinos tinerfeños son las diferentes variedades autóctonas de vides prefiloxéricas que se cultivan en la isla, que no se encuentran en el resto del país. Destaca la uva malvasía, una baya especialmente aromática, de las más antiguas que se conocen, y que ya se utilizaba en el pasado para elaborar los vinos canarios tan apreciados en Europa y América. Es una cepa distinta a la elaborada en el resto de España o en Lanzarote y alcanza en estas latitudes toda su calidad y potencial de expresión.

El cuidado de una producción que ha implantado modernas técnicas respetuosas con el medioambiente, y que a la vez mantiene métodos tradicionales -especialmente en la recogida de la uva, realizada con especial mimo-, producen unos vinos de aromas y sabores especiales que son el acompañante ideal para los platos de la cocina tinerfeña. Se trata de unas elaboraciones de gran tipicidad, resultado del carácter volcánico y atlántico de Tenerife.

Denominaciones de Origen

Tenerife cuenta con cinco comarcas vitivinícolas diferenciadas: Tacoronte-Acentejo, Ycoden-Daute-Isora, Valle de la Orotava, Valle de Güímar y Abona. En estas zonas, la rica tierra volcánica en la que se cultivan las vides les proporciona un carácter especial y matices diferentes.

El vino elaborado con la uva Malvasía mantuvo una gran importancia y demanda durante los siglos XVI y XVII ya que fue incesante por parte de Europa y las principales casas reales del continente que lo degustaban con asiduidad. Incluso William Shakespeare o Walter Scott hablan de ellos en algunas de sus obras.

Baboso negro

Hoja adulta media, orbicular trilobulada. Dientes cortos y base del seno peciolar en “U”, con lóbulos superpuestos. Racimo pequeño compacto y pedúnculo corto. Baya mediana elíptica-corta, color de la epidermis negro-rojizo y pulpa no coloreada.

Bastardo negro

Hoja de tamaño pequeño, pentagonal, base del seno peciolar en “V”, limbo ondulado, longitud del peciolo muy corta. Racimo de tamaño muy pequeño, compacto y pedúnculo muy corto. Baya muy pequeña, esférica, epidermis azul-negra.

Castellana negra

Hoja adulta grande, de limbo pentagonal. Longitud de los dientes largo y de lados rectilíneos. Base del seno peciolar en “V”. Racimo pequeño, cónico, corto, de compacidad media con pedúnculos cortos. Baya de forma elíptica-corta, negra, pruinosa y pulpa incolora.

Forastera (Gomera blanca)

Hoja adulta grande, orbicular, con senos laterales bien marcados y base del seno peciolar en “V”. Racimo mediano-pequeño, compacto y con pedúnculo corto. Baya esférica de tamaño pequeño y epidermis verde-amarillo.

Gual

Hoja adulta de tamaño medio-grande, pentagonal, con base del seno peciolar en forma de “U”, ondulado y pequeño. Limbo con sección ondulada, y peciolo de corta longitud. Racimo de tamaño mediano, corta longitud, suelto y pedúnculo de corta longitud. Baya pequeña, amarilla, forma ovoide.

Listán Blanco

Hoja adulta orbicular, trilobulada de tamaño mediano. Base del seno peciolar en “U” con bordes no superpuestos. Haz glabro y envés velloso, dientes cóncavos, peciolo de longitud y grosor medio y glabro. Racimo mediano, con pedúnculo visible, cónico (racimoso) aunque en ocasiones cilíndrico. La baya es esférica, de color amarillo, pulpa blanca y zumo incoloro.

Listán negro

Hoja adulta de tamaño medio, orbicular, trilobulada, base del seno peciolar en “U”, con bordes no superpuestos, senos laterales inferiores marcados y laterales superiores poco marcados. Envés con limbo y nervadura algodonosa. Racimo mediano, de forma regular y cónico. Baya de tamaño mediano, negra, esférica de jugo incoloro, piel mediana y pulpa carnosa.

Malvasia blanca

Hoja adulta orbicular, de tamaño medio-pequeño, base del seno peciolar en “U”, muy abierta, senos superiores e inferiores muy marcados, limbo glabro, dientes de lados convexos, color verde fuerte sin brillo y peciolo corto, racimo cilíndrico-alado, mediano de compacidad media y pedúnculo visible, baya redonda pruinosa de tamaño pequeño, jugo incoloro y pulpa carnosa, sabor particular con acidez alta en la maduración.

Malvasia rosada

Hoja adulta orbicular, de tamaño medio-pequeño, base del seno peciolar en “U” muy abierto, de 5 lóbulos muy marcados. Limbo glabro y dientes de lados convexos. Racimo cilíndrico-alado, mediano y compacidad media. Baya elíptica mediana de color rosado y pulpa incolora.

Marmajuelo

Hoja adulta de tamaño mediano-pequeño, cuneiforme, con seno abierto cerrado en forma de “U”. Racimo compacto, de tamaño medio. Baya elíptica, corta, de tamaño medio y epidermis amarillo-verde.

Moscatel

Hoja adulta tamaño medio, lisa, pentagonal con los senos bien marcados. Racimo mediano-grande, suelto y pedúnculo largo. Baya mediana, elíptica-corta, de epidermis gruesa y color amarillo-verdosa. Sabor característico.

Negramol

Hoja adulta mediana, codiforme, dientes cóncavos poco marcados, senos inferiores y superiores sin marcar o muy poco marcados, limbo y nervadura del envés algodonoso. Racimo mediano cónico-ramoso, poco compacto y pedúnculo visible, baya mediana, pruinosa, negra, ovoide, de jugo incoloro, piel mediana y pulpa carnosa.

Negramol rosada

Hoja adulta mediana, cordiforme, dientes cóncavos poco marcados, senos inferiores y superiores sin marcar o muy poco marcados, limbo y nervadura del envés algodonoso. Base del seno peciolar en “U”. Racimo mediano-grande y compacto. Baya rosada, tronco-ovoide y pulpa incolora.

Pedro Ximenez

Hoja adulta de tamaño mediano-grande, limbo pentagonal de cinco lóbulos y dientes medianos de lados convexos. Seno peciolar poco abierto. Racimo mediano de compacidad media y pedúnculos cortos. Baya mediana, elíptica corta, de epidermis verde-amarilla y pulpa no coloreada.

Sabro

Hoja adulta de tamaño medio, cuneiforme, base del seno peciolar en “U”, limbo plegado, longitud del peciolo corta. Racimo de tamaño medio, suelto y pedúnculo de corta longitud. Baya mediana, verde-amarillenta y de forma tronco-ovoide.

Tintilla

Hoja adulta grande, pentagonal y pentalobulada. Dientes cóncavos y cortos. Longitud del peciolo corto. Base del seno peciolar en “U”. Racimo compacto y forma cilíndrica. Pedúnculo muy corto. Baya pequeña de forma esférica, epidermis azul-negra y longitud del peciolo corto, pulpa incolora.

Torrentes

Hoja adulta de tamaño medio, pentagonal, con base del seno peciolar en “V” y bordes superpuestos, abierto y dientes de lados convexos. Racimo mediano-grande de compacidad media y pedúnculo corto. Baya media, acuminada, esférica, de epidermis verde-amarilla y carnosa.

Verdello

Hoja adulta de tamaño mediano, cuneo-cordiforme. Dientes cortos de lados rectilíneos. Racimo pequeño, compacto de péndulo muy corto. Baya mediana, elíptica-corta, epidermis verde-amarillo y pulpa no coloreada.

Vijariego

Hoja adulta mediana-pequeña, con base seno peciolar lirado abierto, senos laterales inferiores poco marcados y superiores marcados. Racimo mediano-grande, baya gruesa, amarillo-verdosa, elíptico-corta, de jugo incoloro, piel mediana, pulpa carnosa y sabor neutro-herbáceo.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.