Menú

Refrescos: ¿Qué son?

Refrescos: ¿Qué son?

Las bebidas refrescantes son bebidas sin alcohol compuestas fundamentalmente por agua. Ademas a este componente básico se le añaden otros ingredientes como azúcar, zumos, anhídrido carbónico, cafeína, aromas, sales minerales, vitaminas, etc.

La combinación de ingredientes da lugar a variedad de productos de distintos sabores para que cada consumidor pueda elegir según el momento, sus gustos o necesidades.

Los estándares de calidad y seguridad alimentaria en la elaboración de bebidas refrescantes son máximos y van más allá de las exigencias legales. Se aplica un enfoque preventivo en las políticas de producción y distribución, lo que permite obtener las más exigentes certificaciones tanto en la calidad de los productos como en los procesos. Además, se pasan numerosos filtros para garantizar el aspecto, color, sabor y aroma de la bebida.

Así mismo las bebidas refrescantes, al igual que el resto de los alimentos, llevan siempre una indicación del lote en su etiquetado, lo que hace posible identificar a qué partida pertenece la bebida.

Su historia

Las bebidas refrescantes tienen más de dos siglos de historia. En sus orígenes se elaboraban en las farmacias. En España datan de hace casi 180 años. Las primeras de las que existe constancia fueron los sifones. Después llegó la gaseosa, un producto muy ligado a la cultura española que durante décadas lideró el mercado. Poco a poco se fue ampliando la oferta de bebidas de distintos sabores como zarzaparrillas, naranja, limón o el refresco de cola que acabaría por convertirse en unos de los preferidos por los españoles.

Hacia 1950 había más de 5.000 de fabricantes de bebidas gaseosas. En cada provincia había pequeñas empresas que vendían sus productos, de casa en casa y en los bares de la época.

A partir de la década de los 60, la tónica y el bitter supusieron una importante novedad en un mercado dominado por los refrescos dulces.

La industria Española también ha hecho su aportación a la historia internacional. El primer refresco sin burbujas es de origen español, “Trinaranjus”, creado por el Dr. Trigo en 1934. Su nombre se debe a su contenido de zumo de tres variedades de naranja valenciana.

Además de los refrescos sin gas, que han experimentado un gran despegue en las últimas décadas, otro de los hitos del sector ha sido el de las bebidas light, auténticamente bajas en calorías, ya que están cerca de las 0 cal/100 ml.

Tipos y tendencias

Se pueden establecer distinciones según sabores (cola, naranja, limón, gaseosa, té, tónica, bitter) e ingredientes: con gas o sin gas, con azúcar o sin azúcar (light), con o sin cafeína.

Los gustos y demandas van cambiando con el tiempo y la industria de las bebidas refrescantes se adapta a ello. En los últimos años se han duplicado las bebidas light, con cerca de cero calorías, y las que no tienen gas.

– Por sabores: los refrescos de cola y cítricos con gas son los más demandados, acaparando casi el 70% de la producción total. Sin embargo, las que han crecido en mayor proporción son los nuevos sabores. En los últimos 15 años las bebidas refrescantes que han ganado más cuota de mercado son las de té, las bebidas para deportistas. Más recientemente, también ha experimentado un significativo crecimiento la tónica.

– Por ingredientes: Las bebidas refrescantes light (sin azúcar) que representan más del 30% y bebidas sin gas que alcanzan casi el 20% son las que más han crecido en la última década.

 

Gráfica tipos y tendencias./ Cedida

Gráfica tipos y tendencias./ Cedida

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete