Menú

Tortilla Arnold Bennet, un clásico

Tortilla Arnold Bennet, un clásico

Muchos de ustedes sabrán que a comienzos del siglo XX, el célebre chef del Hotel Savoy de Londres cocinó una maravillosa tortilla para distinguir a un cliente tan habitual como ilustrado, el novelista, dramaturgo y ensayista Arnold Bennett. Su elaboración, convertido ya en un clásico británico, forma parte del ilustre grupo de exquisiteces inglesas que definen a un pueblo entero en su manera de vivir y de comer, con multitud de elementos cultos y populares de distintas tradiciones peninsulares y británicas definidas en la cantidad y variedad de vanos, solanas y miradores. Da igual si utilizan bechamel, holandesa o las mezclan; el rollito es hacer esta tortilla y disfrutar.

Receta.

La mornay la haremos así:

20 gr de mantequilla.

20 gr de harina.

230 ml. de leche tibia.

30 gr de queso gruyère y lascas de parmesano.

Un poco de mostaza antigua.

Unas gotas de salsa inglesa.

Sal y pimienta molida al momento.

2 cucharadas soperas de salsa holandesa, si quieren.

Aparte, contar con estos ingredientes.

450 gr de bacalao ahumado.

8-9 huevos.

Aceite de oliva.

40 gr mantequilla.

Cebollino.

Para la salsa mornay, poner la mantequilla en una olla, incorporar harina y cocinar durante un minuto sin dejar de mover. Ir añadiendo poco a poco la leche tibia y llevar a ebullición durante un minuto. Apartar del fuego, añadir el resto de ingredientes y mezclar hasta que el queso se haya derretido.

Pochar los lomos de bacalao en leche, hasta que estén cocidos.

Hacer las tortillas por separado.

Para cada una, batir 2 huevos en un cuenco. Calentar una sartén antiadherente y añadir un trozo de mantequilla; cuando se haya derretido, añadir los huevos.

Hacer a fuego medio hasta que la tortilla esté hecha sólo en la base y todavía el centro esté sin cuajar.

Precalentar la gratinadora, poner la tortilla con la parte que está sin hacer hacia arriba, repartir las láminas de bacalao ahumado desmigado y dos cucharadas de salsa mornay bien extendidas, cubriendo el bacalao, y un poco de los quesos.

Cuando la parte de arriba se dore, retirar y terminar con un poco de cebollino recién picado.

Sobre el autor

Alex Marante

cocinero y bloguero

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete