Menú

Arroz amarillo en Canarias, un recuerdo de infancia

Arroz amarillo en Canarias, un recuerdo de infancia

En Valencia tienen la paella y en Canarias tenemos el arroz amarillo. Todo lo que lleve arroz y sea amarillo no es paella, por mucho que “alguno” lo quiera pintar de esta manera.

Uno de los recuerdos de niñez que tengo es de mi viejita haciendo un arroz amarillo al que tapaba y envolvía en un mantel según lo terminaba. Es una práctica habitual, por lo que envolverlo debe estar incluido en esta receta como terminación, o como hecho histórico, o como recuerdo de niñez…

Hace unos días leí sobre el problema que se creó porque Jamie Oliver le puso chorizo a la paella. Igual el hombre lo que quiso hacer fue un arroz amarillo canario y se le hizo un lio. Por lo tanto empecemos haciendo distinciones. La paella se hace en una paellera y el arroz amarillo en un caldero chato, la paella se elabora con conejo y pollo junto con unas verduras de la tierra, nuestro arroz lleva carnes varias, chorizo y aceitunas, ¡Amén!

Partiendo de la base de que cada Isla y cada familia tiene la suya propia, casi, intentaremos que cada cual se sienta indentificado con ellas.

Utilizaremos un caldero chato, un rondón o similar en vez de la clásica paellera. Imaginemos que cuando se creó esta receta fue con ese pensamiento muy habitual de “con lo que tengo en la nevera cocino” y a ver que sale. Arrancamos.

Receta para 10 personas.

Ingredientes:

– 200 gr de carne de vaca.

– 200 gr de pollo.

– 200 gr de cerdo.

– 1 chorizo (de esos de comer, que dice mi amigo Juan).

– 1 Cabeza de ajos.

– 2 Cebollas.

– 2 Pimientos rojos.

– 2 Pimientos verdes.

– 100 gr de guisantes

– 800 gr de arroz.

– Colorante alimentario.

– Aceitunas al gusto.

– 2 litros de caldo de ave.

– Sal.

Elaboración:

En nuestro caldero ponemos aceite y los ajos picados a bailar, añadimos la cebolla y, seguidamente, los pimientos. Si se fijan, como casi todo en este rollito de cocinar, una fritura en una cazuela es la base. Añadimos las carnes en dados y el pollo a dar unas vueltas y que se cocinen despacito. Salamos. Pasados unos minutos, añadimos el chorizo troceado y el caldo, damos unos minutos de hervor para que todos los ingredientes se hagan coleguitas e incorporamos el arroz y los guisantes, añadimos el colorante y dejamos cocinar unos 15 minutos. Añadimos las aceitunas, rectificamos de sal.

Apagamos el fuego, ponemos la tapa a la cazuela y envolvemos en el mantel.

Hemos recreado nuestra propia historia y receta de un plato, por lo que son libres de recrear la suya propia. No cometan el error del amigo Jamie y llamen a esto paella, pueden crear un conflicto de estado y muchos profetas gastronómicos intentarían que se arme la tercera guerra mundial. Diviértanse cocinando, disfruten de nuestro arroz amarillo.

Sobre el autor

Alex Marante

cocinero y bloguero

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete