Menú

Tartar de sardinas a lo canario

Tartar de sardinas a lo canario

El asunto que nos reúne hoy tiene que ver con recuerdos. Podía irme a lo clásico y tirar por lo fácil, algo que anda de moda ahora entre los cocineros, y decir algo así como que “recuerdo cuando empezaba en este asunto, bajábamos a la cueva y empezaba un baile de calderos y sartenes del que no me he desenganchado jamás”. Pero, no.

Mi intención es que recuerden esos findes donde se desayunaba con esas personas que llaman familia, que recuerden esas excursiones de los domingos al campo, o ese otro día que apetecía y punto. Por eso, seguro que la receta de hoy les llevará cual, Martin y su Delorian, a viajar en el tiempo. Toca sardinas en lata. ¿Quién no ha comido un bocadillo de sardinas con cebolla?

Decidimos poner el asunto a modo tartar, crear un plato que llevara a recuerdos de infancia y, de paso, crear un culto y alabanza a semejante manjar.

Así es la receta, más o menos.

2 latas de sardinas (buena conserva o la que les mole)

1 cebolla roja pequeña.

1 tomate.

1 aguacate.

Unas gotas de sal.

Para la vinagreta, un chorrete de vinagre que les guste y dos chorretes de aceite de oliva.

Picamos finamente la cebolla y la mezclamos con las sardinas, dando un poco de caña con un tenedor.

Por otro lado, ponemos tomate picado y aguacate y damos un meneo para que nos quede a modo guacamole.

Salamos al gusto ambas mezclas.

Colocamos un aro en nuestro plato y de base ponemos la mezcla de aguacate y tomate y sobre ella la mezcla de sardinas.

Retiramos el aro y regamos con la vinagreta.

Fácil, rápido y riquísimo.

El único inconveniente de viajar al pasado a recordar estos sabores es que prefieran no regresar. ¡Larga vida al bocata de sardinas!

Sobre el autor

Alex Marante

cocinero y bloguero

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete