Menú

Una interesante, como poco, semana gastronómica canaria

El Restaurante El Mirador de El Corte Inglés es una cita peculiar en estos días. La Semana Gastronómica de la Cocina Canaria supone una oferta singular y muy interesante para el comensal, además de ser la única propuesta culinaria de un restaurante de Santa Cruz de Tenerife vinculada a la fiesta del Día de Canarias.

Apenas es una decena de platos, pero equivalen a un buen resumen de lo que es una parte selecta del recetario culinario de las Islas. Una tabla de quesos canarios, unas croquetas cremosas de sancocho (original) y un revuelto de morcilla dulce aparecen en la carta. Este revuelto es un manjar, una combinación perfecta de sabores entre los que prevalece, notablemente, el dulzor de la morcilla acompasado con el crujir (al morder) de la almendra y ese punto cremoso, sin dejar de ser consistente, que le otorga el huevo. Sal, en su punto. ¡Una delicia!

El puchero canario también está en la carta, pero hay que encargarlo con un día de antelación (?), lo mismo que el sancocho de cherne salado (?). No así la ropa vieja de pulpo. ¡Pedazo plato! En esta semana gastronómica es un plato caldoso, con una especie de fondo a modo de fumet con un sabor que llega a parecer marisco y que combina perfectamente con esos garbanzos sueltos que acompañan a trozos de pulpo mimados al fuego. Este plato es una gran sensación. Muy, muy recomendable.

En el recetario canario el conejo en salmorejo no puede faltar, como no lo hace en esta semana gastronómica, que también oferta pescado del día a la parrilla con mojo verde y papas arrugadas, claro está, presentadas a modo de brocheta. Este día nos tocó o cherne o sama. Elegimos sama. ¿Qué se espera de este plato? Pues eso es lo que llega a la mesa. Un pescado que pasa por el fogón de manos de un gran profesional, ese que lo deja en el punto que permite a la carne despegarse del pellejo (piel) sin apenas un toque de tenedor; que, además, la deja un tanto jugosa y que, por sumar más, te aporta unas papas bonitas al toque de sal con un mojo verde que sabe a lo que debe: a cilantro. Este plato no falla.

La carta la completan el quesillo con salvia de palma y el mousse de gofio, servido a modo de sopa con una pizca de miel de palma (sirope) y hojitas de flores que sirven de sabor complementario a esta espuma tan deliciosa, suave, cremosa, dulce pero no empalagosa… ¡Perfecto!

El Restaurante El Mirador de El Corte Inglés parte con una ventaja: el producto que emplea esta cocina es de calidad, garantizado. Es un espacio al que merece la pena retornar porque no solo la perspectiva de una parte de Santa Cruz, ese que mira al mar, lo justifica, sino que la carta y su traducción en la cocina es garantía de éxito. Aquí se come a gusto. Y si aprovecha la semana gastronómica canaria, no descuide esta carta especial. Por cierto, incluye vinos de la tierra.

La ficha

Restaurante El Mirador

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.