Menú

El Tema, donde se come bien

Estamos ante un restaurante al uso, de esos tradicionales en las carreteras de Canarias, Pero en El Tema encontramos el plus de una atención muy acertada, en refrendo de una cocina que no pierde un ápice con el paso del tiempo y una forma de convencer al comensal que no puede fallar: la comida está a buen nivel.

Carnes, pescados, pastas, potajes… Es cocina canaria tradicional con algún punto de atrevimiento, pero como por equivocación. Unas croquetas de pescado que estaban al nivel, nada saturadas de bechamel y bien marcadas por el mar; otras croquetas de ropa vieja que no están nada mal, con el sabor de ese plato mandando. Para empezar, una propuesta interesante.

En la mesa, la mantequilla de mojo verde y mojo rojo es otra marca de la casa. ¡Oiga! Muy buena, ambas, aunque el segundo parece más adecuado en la combinación con el pan del lugar (por cierto, también bueno).

Un pulpo guisado con aceite y vinagre (pulpo a la canaria). Más sencillo, imposible. ¡Excelente! Es difícil encontrar en Tenerife un lugar donde este molusco alcance el nivel de perfección en un plato como lo logran en El Tema. Suavísimo al cortar, más suave aún al masticar, impregnado del sabor del agua en la que fue cocido, la sal es la justísima y el aceite y el vinagre hacen el resto. ¡Qué plato! Y servido sin tacañería. Al que le guste la pimienta, viene aparte, junto con las papas y las batatas arrugadas. ¡Vaya panzada!

Solomillo de cerdo servido con salsa de champiñones. Lo resumimos fácil si escribimos aplíquese aquí todo lo suave del plato anterior. Pero seríamos injustos. Esta carne es siempre agradecida y en El Tema no desaprovechan para servirla al punto deseado por el comensal. De una calidad excelente, casi se podía partir con el tenedor. Pero el remate de este plato son las papas fritas. Algo de magia tiene esa cocina para lograr un exterior levemente crujiente y un interior que te deja sabor a papa de verdad.

Postres de la casa son los más recomendables. No defraudan, no empalagan, incitan a repetir: natilla con galleta, mouse (el de limón, se sale), tres leches (mmmmmm)…

El Tema es uno de esos lugares en los que el comensal tiene asegurado que va a comer bien, que no hay gato por liebre y que lo que llega a la mesa tiene calidad. No hay florituras. Es la comida de siempre. ¿Para qué más?

La ficha

Restaurante El Tema

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete