La miel de Canarias, dulzura insular, y su sinfonía de sabores y tradición

Manuel Expósito.

606

La apicultura en Canarias no solo es un ejemplo de producción alimentaria responsable sino también un componente esencial en la preservación del patrimonio natural y cultural de las isla


El archipiélago canario, con su clima único y diversidad biológica, alberga una tradición apícola de largo alcance, produciendo una de las mieles más singulares del mundo. La producción de miel en Canarias se beneficia de una flora variada y endémica, que ofrece sabores y propiedades únicas en sus mieles, reflejo de la rica biodiversidad de las islas. En este contexto, la miel ecológica y la conservación de especies de abejas autóctonas, como la Abeja Negra Canaria, juegan un papel crucial en el mantenimiento de la calidad y singularidad de este producto.

Tradicionalmente, los apicultores canarios han manejado en sus colmenas la abeja que vivía de manera salvaje en el medio natural, conocida como abeja negra canaria. Aunque habita en las islas desde hace unos milenios, se tiene constancia de su presencia desde el momento de la conquista.

La actividad apícola, tanto en la producción de cera como de miel, tuvo mucha importancia en la economía insular en el pasado, convertida en parte de la economía familiar de subsistencia hasta nuestros días. Ya en 1799, José de Viera y Clavijo reflejó, en su Diccionario de Historia Natural, la importancia de la producción de mieles en la isla de Tenerife y el prestigio de la miel de retama.

Las mieles en canarias son producto de carácter artesano y de producción limitada que se caracterizan por su gran diversidad y calidad. Normalmente se comercializan de manera directa por los propios productores en establecimientos de diversa índole distribuidos por toda la geografía insular.

La Casa de la Miel en Tenerife se centra en la valorización de productos agroalimentarios y ofrece un vistazo detallado a la apicultura en las Islas Canarias, especialmente en Tenerife. La apicultura en las islas tiene una larga tradición, evidenciada por referencias históricas que datan de la conquista de las islas. La actividad apícola estaba regulada en aspectos como el derecho a cosechar, la exportación de cera y miel, y la fabricación de velas. Este enfoque histórico subraya la importancia económica y social de la apicultura en Canarias desde sus inicios​​.

Otro aspecto distintivo de la apicultura en Canarias es la presencia de la Abeja Negra Canaria, una especie adaptada de manera única al entorno insular. Esta abeja se distingue por su mansedumbre, productividad y adaptabilidad a las variaciones climáticas de las islas, lo que la convierte en una aliada valiosa para los apicultores. Sin embargo, la introducción de especies foráneas ha puesto en peligro su pureza genética y ha traído enfermedades previamente desconocidas, lo que subraya la importancia de esfuerzos de conservación para proteger esta especie endémica.

La apicultura en Canarias es un testimonio de cómo prácticas tradicionales y conocimientos modernos pueden unirse para producir un alimento de excepcional calidad, al tiempo que se contribuye a la conservación del medio ambiente y la biodiversidad. La miel canaria, con su rica variedad de sabores y propiedades, ofrece una ventana a la singularidad de estas islas, destacando la importancia de proteger y promover la apicultura sostenible en la región.

En Canarias las mieles se clasifican comercialmente para su consumo en dos grupo las monoflorales y las multiflorales. La singularidad isleña produce entre las monoflorales variedades tan singulares como la de aguacate, barrilla, brezal, hinojo, retama del Teide, tajaste o tedera entre otras más.

La miel endulza composiciones variadas. Ya sea tomada directamente o para acompañar lácteos y postres, endulzar infusiones, cocinar o para amasar gofio, cualquiera de las excelentes mieles de Canarias pone una nota de sabor en la mesa. Hay platos que así lo atestiguan. Por ejemplo, un queso palmero asado con mojos y miel; queso fresco de cabra con miel, una ensalada de papa negra con albacora y vinagreta de miel… También la encontramos en carnes, sobre todo el cerdo, con salsa de miel y, por supuesto, como postre: mousse de gofio con miel, bienmesabe o frangollo con miel y leche frita, flan o quesillo acompañados de miel.


 

Resumen
La miel de Canarias, dulzura insular, y su sinfonía de sabores y tradición
Nombre del artículo
La miel de Canarias, dulzura insular, y su sinfonía de sabores y tradición
Descripción
La apicultura en Canarias no solo es un ejemplo de producción alimentaria responsable sino también un componente esencial en la preservación del patrimonio natural y cultural de las isla
Autor