Menú

Helados: alimento y placer

Helados: alimento y placer

En estas fechas ¡qué mejor que un helado para refrescarnos del agobiante calor!. ¿Desequilibran nuestra dieta?, ¿qué aportan a nuestras comidas? 

Hoy reeditamos un artículo sobre un estudio de la Asociación Española de Fabricantes de Helados ya que creemos que sigue estando de refrescante actualidad.

El helado un alimento equilibrado

Al tratarse de alimentos que contienen cantidades significativas de diversos nutrientes, el consumo de helados no desequilibra la dieta, sino que la enriquece, especialmente en proteínas y calcio. Los helados aportan a la dieta diaria fundamentalmente calcio, proteínas y vitamina B2.

El helado integrado en la dieta

Los diversos tipos de helados aportan cantidades significativas de los diversos grupos de nutrientes, es decir alimentan, y pueden tener un papel relevante en la dieta.

El consumo de helados, incluso de aquellos más calóricos (helados crema) puede ser fácilmente integrado en la dieta diaria sin que ello suponga un desequilibrio en la misma, ya que implicaría un aporte máximo de un 15% del total de las calorías que deben proporcionar diariamente los alimentos.

Suponiendo el siguiente esquema para la distribución de la la energía de la dieta a lo largo del día, los gráficos a continuación muestran, para cada tipo de helado el porcentaje de energía que los mismos aportarían a cada una de las comidas.

Aportes energéticos en la comida

Aportes energéticos en la cena

Aportes energéticos en la merienda

El helado en la gastronomía

Con los helados puedes elaborar refrescantes recetas utilizando los sabores y texturas que más te gustan para que puedas lucirte en la cocina. Desde platos sencillos, que podrás preparar en pocos minutos, hasta las recetas más sofisticadas y elaboradas.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete