Menú

Monet Viticultura o cómo conseguir más uva sana con el uso de las TIC

Monet Viticultura o cómo conseguir más uva sana con el uso de las TIC

La implementación de esta herramienta permite mejorar la eficiencia de la producción, optimizar el uso de fitosanitarios e insumos, reducir la merma de cosecha y reducir el residuo químico

¿Por qué no aplicar las ventajas tecnológicas a pie de viñedo? Cada vez en mayor medida el viticultor actual incorpora las nuevas tecnologías como una herramienta más de su trabajo, una herramienta que le permite llevar adelante una viticultura de mayor precisión que redunda en una gestión más eficiente y sostenible de sus producciones.

En este proceso trabaja desde 2014 Monet Viticultura con el objetivo de ofrecer al empresario vinícola una ayuda vital en su toma de decisiones informando a los viticultores en tiempo real de lo que ocurre en sus viñedos. Y es que cada vez son más las bodegas que tienen claro que el vino se hace en el viñedo por lo que se hace imprescindible conocer mejor sus características, zonificación, pluviometría e incidencia de enfermedades.

En este contexto trabaja esta empresa emprendedora, que permite a los viticultores conocer el estado en tiempo real de su viñedo desde cualquier lugar, a través de cualquier dispositivo conectado a internet. Una propuesta nacida de la mano de tres investigadores de la Universidad de Vigo, Débora Franco, José Antonio Gay y David Rey, interesados en ayudar a las bodegas a mejorar la calidad del vino desde el viñedo. Monet Viticultura trabaja ya con una veintena de bodegas en diez denominaciones de origen españolas a las que ofrece información personalizada que les permite mejorar la calidad y la eficiencia de sus explotaciones.

“La herramienta ofrece la valoración y la predicción del riesgo de que se produzca una enfermedad fúngica en el viñedo. Los algoritmos de valoración y predicción de
enfermedades, desarrollados y validados por Monet, se alimentan de parámetros meteorológicos medidos en los puntos característicos del viñedo, el estado fenológico en el que se encuentra la vid y la predicción meteorológica a nivel de parcela. Toda esta información está a disposición del usuario, quien puede consultarla en cualquier lugar y en cualquier momento desde un teléfono móvil, un ordenador o una tablet”, explica Débora Franco, que destaca que Monet Viticultura ofrece valoración y predicción del riesgo de mildiu, oídio, botritis y blackrot.

Tratamientos adecuados a cada parcela 

Para cada una de estas enfermedades se evalúan tanto las condiciones climatológicas como fenológicas lo que permite conocer el grado de desarrollo de la enfermedad en cada una de las etapas del ciclo de vida del hongo y tomar la decisión de cuál es el mejor producto para aplicar en la lucha contra esta enfermedad. “El nivel de riesgo de enfermedad en cada parcela, combinado con la predicción meteorológica personalizada, permite al viticultor adelantarse a la aparición de la enfermedad y planificar tareas a partir de información objetiva. Dos parcelas que presentan el mismo nivel de riesgo de enfermedad pueden ser tratadas de forma diferente si la predicción meteorológica es distinta, ya que el riesgo evolucionará de diferente forma en cada una de ellas”, aclara una de las impulsoras de esta herramienta.

Gracias a esta información -que el viticultor recibe diariamente a través de un informe por correo electrónico y que fácilmente puede consultar en cualquier momento e interpretar fácilmente a través de un código de colores tipo semáforo- el profesional puede conocer el nivel de riesgo en todo momento, lo que disminuye la incertidumbre inherente al trabajo en campo, permite realizar la aplicación de tratamientos fitosanitarios en el momento óptimo y justificar su aplicación conforme a los requerimientos de la legislación (RD 1311/2012).

Además permite optimizar el número de tratamientos fitosanitarios, lo que redunda en una optimización de costes, tanto humanos como económicos y medioambientales, y mejora la calidad sanitaria de la uva reduciendo el residuo químico. Además, el usuario puede acceder en todo momento al menú de Enfermedades donde puede visualizar el nivel de riesgo actual asociado a cada enfermedad. “Nuestro servicio permite optimizar el uso de fitosanitarios, reduce la merma de cosecha, incrementa la eficiencia en la gestión de manejos culturales y reduce el residuo químico con la consiguiente mejora medioambiental”, asegura Franco.

Herramienta para la zonificación del viñedo

La plataforma también incorpora información de los índices de vegetación del viñedo obtenidos a través del procesado de imágenes aéreas tomadas por satélites, avionetas o drones. Esta información permite zonificar el viñedo, conocer las diferencias de vigor, clorofila o eficiencia fotosintética en las distintas zonas de cada parcela y realizar clasificaciones de uva previas a vendimia, información que puede ser de gran interés para la gestión eficaz de la producción. La herramienta se completa con un sistema de gestión documental que permite al usuario introducir información de los manejos realizados en el viñedo, a modo de cuaderno de explotación digital, y de cualquier incidencia detectada en él.

Diferentes opciones según servicio 

La incorporación de un sistema como este puede parecer, a priori, extremadamente complejo o costoso para su implantación en una bodega. Sin embargo, no lo es tanto ya que todos los datos ambientales se obtienen de estaciones meteorológicas, que pueden o no existir en la explotación. Si la bodega no dispone de estaciones meteorológicas, Monet ofrece dos alternativas: emplear nuevas estaciones en el propio viñedo, en cuyo caso Monet se encarga de su puesta en marcha y mantenimiento, o emplear estaciones públicas situadas en las inmediaciones del viñedo y que sean representativas de éste. En cuanto al coste, las bodegas y viticultores tienen tres opciones de suscripción mensual cuyo importe depende de la modalidad de servicio escogido y del número de puntos que se deseen controlar en el viñedo.

Bodegas en diez denominaciones de origen 

Actualmente Monet Viticultura trabaja con una veintena de bodegas de diez denominaciones de origen diferentes. “Alguna de las bodegas con las que trabajamos está interesada en homogeneizar y poder repetir la misma calidad de uva año tras año en la misma parcela. Otras, sin embargo, fomentan la diferenciación, con el objetivo de obtener diferentes calidades de uva que se destinarán a diferentes tipos de vino. La clave, sin duda, independientemente de la estrategia seguida por cada bodega, es contar con información útil obtenida a partir de datos objetivos de la realidad de cada zona para tomar decisiones informadas de qué estrategia seguir”, explica Débora Franco, que destaca que el objetivo de Monet Viticultura es ayudar a la bodega a conseguir más uva sana: “más uva” porque la aplicación de un tratamiento fitosanitario en el momento óptimo reduce la merma de la cosecha y “uva sana” debido a la reducción de la carga fitosanitaria derivada del control de enfermedades en el viñedo.

http://www.monetviticultura.com/

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete