Menú

d’TapaS, 26, cuando comer alcanza el placer

En la calle Teobaldo Power, el número 26 es un local pequeño, coqueto, adornado con sencillez pero con sabiduría y mucho gusto, lo mismo que su cocina. José Luis Duque vuelve a sorprender y hacer de la cocina un arte. Cuentan que no es un forofo de los fogones, pero su comida asegura lo contrario. d’TapaS, 26 es un ejemplo de que lo excelente también está en recipientes (el lugar) reducidos.

Para empezar, el pan cumple con el sabido dicho tinerfeño que ensalza la belleza y el gusto: “… más buena que el pan de Arafo”. Elaborado como se hacía antes de la invasión de los precocinados, con la técnica rudimentaria y a mano. Es de Arafo.

De entrante, un combinado sobresaliente: Cecina de León, de un color tostado, pardo y ligeramente oscuro propio de este jamón de vaca; quesos diversos y de calidad y el jamón serrano, que completa esta amalgama de exquisiteces servida en su proporción justa. La comida está comenzando.

La ensaladilla es una marca de la casa. Ese revuelto de los elementos propios de este plato salpicado del número de gambas que requiere cada comanda limpia el paladar y deja al comensal expectante para lo siguiente. Si antes de romper el molde con el tenedor pasan un par de minutos desde su llegada a la mesa, mejor. A estas alturas, la comida es puro placer.

Y llega la tosta de bacalao ahumado. El nivel que Duque alcanza con este manjar culinario sería imposible sin el pan de Arafo. A eso le suma el guacamole, el pepinillo y los aderezos que surgen de la mente del chef y… Mejor probarlo. Esto es difícil de describir para este juntaletras.

El momento estelar llega con el tartar de salmón y atún (en lomo y tacos), con unas papas, una base de aguacate, el toque del vinagre de Módena y un punto de frescor que realzan el sabor de todos y cada uno de los ingredientes. De estos y de los que no se cuentan.

Y hay más: Carrillera de buey. Se deshace casi con mirarla. Este corte de los músculos maseteros del cerdo o de la ternera, a ambos lados de la cara, es un manjar para quienes gustan de sabores fuertes. José Luis Duque lleva este plato al punto exacto de la degustación.

Esta comanda hay que regarla bien. La recomendación fue un Beronia Rueda blanco. De Denominación de Origen, resulta perfecto para compensar y combinar tanto deleite sin estropear el recuerdo del sabor con el paso de las horas.

Postre: Príncipe Alberto al más puro estilo palmero. La historia de José Luis Duque está marcada por la presencia de esta especialidad y siempre, siempre, siempre con el mismo nivel de excelencia en un postre muy singular.

Encima, el equipo de trabajo se muestra permanentemente a la altura de la comida. José Luis Duque lo vuelve a conseguir. La carta de d’TapaS, 26 sorprende. Hay que volver.

La ficha

d’TapaS, 26

  • Calle Teobaldo Power, 26
  • Santa Cruz de Tenerife
  • Tel.: 637 564 202
  • Horarios: Martes y miércoles de 09:00 h. A 16:00 h. – jueves, viernes y sábados de 09:00 h. A 16:00 h. y de 20:00 h. a 23:00 h. – domingos y lunes cerrado.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Compra AQUÍ tu ejemplar!

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD