Menú

Gastrópolis, una nueva forma de cocinar

Gastrópolis, una nueva forma de cocinar

El término “polis” (del griego πόλις) se refiere a esa parte innata del ser humano de intentar ordenar la vida cotidiana, o sea, de gobernar a los demás. Abogados, arquitectos, historiadores, ingenieros, médicos, deportistas, periodistas y hasta funcionarios se meten en esto del gobernar, de hacer política, pero, ¿no les llama la atención inquietantemente que ningún cocinero o chef se meta a esto de concejal, diputado, senador o consejero? ¡Vamos, que aspire a ejercer de político! Por lo menos, que mediáticamente sea reconocible. ¿Para cuándo un jefe de cocina elaborando un sabroso menú de leyes u ordenanzas?

Por estas ínsulas hay lazos bien ligados y bien salseados entre políticos y cocineros, hasta parece que algunos estén bien aderezados ellos, cual vinagreta bien sabrosa. Solo se les ve ir de feria en feria, de pueblo en pueblo -ya que casa donde cocinar, a alguno, no se le conoce- con sus showcooking e, incluso, con la misma tropa fiel de informadores informantes. Como para que en el próximo mayo formen parte de alguna lista de cualquier partido a nivel local, insular y hasta puede que regional.

En los púlpitos defenderán nuestra gastronomía, nuestros productos, eso que llaman tradición llegada de tres continentes. Lo harán ante los ataques de cocinas foráneas, fusionadoras, de países exóticos, lejanos -¡vamos, sin tradición!- ya que Canarias es singular (ya sabe, por aquí no ha pasado nadie yendo o viniendo entre continentes).

Es habitual ver a la clase política enfundada con la chaquetilla de chef -no de cocinero, de chef- en la presentación de cada acto gastronómico que patrocinan con nuestros cuartos. Por ello, ¿cuándo veremos a nuestros chefs con traje y corbata en el escaño o púlpito de oratoria política? ¿Cómo debemos denominarlos, gastrópolis?

Como les contamos en nuestro anterior editorial: ¡La que nos espera en el primer trimestre de 2019! Ni se lo imaginan. Pero, ¡ya verán! Estén atentos al espectáculo. No defraudará y aquí estaremos para comentarles la “jugada”.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete