Menú

Niños envueltos, una receta de mi abuela

Niños envueltos, una receta de mi abuela

Hay una receta que, personalmente, me devuelve a la infancia. Se conoce como niños envueltos y es un clásico de la cocina italiana, aunque hay versiones en la cocina portuguesa y, según se escribe, proviene de una receta árabe, donde se hacía algo similar. Ya que no se la puedo dar a probar, les dejo la receta.
A fin de cuentas es una de esas que procede de las abuelas y supongo que, al igual que un servidor, la han comido alguna que otra vez. Si no es así, están tardando ya que es un verdadero manjar.

Para esta receta necesitaremos filetes de ternera muy finos, zanahorias cortadas en bastón y hervidas, huevo duro (esto no lo lleva la receta original, pero a mi abuela le gustaba así), lonchas de lacón (si prefieren serrano, pues ese; si prefieren bacon, adelante), queso del que les mole, un poco de harina, sal y pimienta.

Para la salsa, mucha cebolla picada, pimientos rojos y verdes picados, zanahoria picada, varios dientes de ajo, tomates maduros picados, un buen vaso de vino blanco y otro de tinto (para evitar envidias), un par de vasos de agua, sal, pimienta y la hierba aromática que les guste (en mi caso, laurel y orégano porque es lo que tengo más a mano).

Procedamos al asunto.
Estiramos y salpimentamos los filetes; colocamos el queso y el jamón bien extendidos; al principio de cada filete poner un cuarto de huevo duro y un bastón de zanahoria (pueden poner también una habichuela).
Lo enrollamos, atamos o atravesamos con un palillo, pasamos por harina y damos un golpe rápido de fritura.

Mientras, en una cazuela, como casi toda la cocina que empieza en el culo de ellas, arrancamos ese sofrito que nos es tan conocido; vemos bailar el ajo unos segundos, añadimos la cebolla, dejamos que pille color, le presentamos a este tinglado los pimientos y la zanahoria y, cuando se hayan hecho colegas, le incorporamos el tomate. O sea, como en cualquier receta.
Seguidamente los vinos, dejamos reducir unos minutos, incorporamos los paquetes que hicimos antes bien colocados, cubrimos con agua y dejamos cocinar a fuego lento. Rectificamos de sal y pimienta, especiamos y que se terminen solos.

Mi receta está terminada y me voy a por ella.
Que la diosa de los fogones les acompañe y ¡larga vida al rock and roll!

Sobre el autor

Alex Marante

cocinero y bloguero

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + dieciseis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.