Menú

Unos “canarios” huevos a la inglesa

Unos “canarios” huevos a la inglesa

Los huevos a la inglesa nos adentran en la historia. Comprobaremos que, por un motivo u otro, todos los países se relacionan, incluso a través de conquistas, guerras o barcos que van y vienen. No obstante, todos sabemos que Francis Drake, Hawkins y Nelson, entre otros, no pudieron conquistar este archipiélago de los vinos malvasías -tan alabados por William Shakespeare, ese que escribió “Romeo y Julieta”-; la barrilla para fabricar sosa, la orchilla para teñir en las fábricas de tejidos de Londres, la cochinilla como materia prima de diversos tintes, los quesos y tantos y tantos nexos. En realidad, los ingleses siempre quisieron dominar Canarias, pero fracasaron en su intento. ¡Qué le vamos a hacer!

Esto viene a cuento de un plato muy típico en Santa Cruz de Tenerife. Me cuentan en el restaurante Los Troncos que tienen como buque insignia esta receta clásica que siempre resulta. Asi mismo, nosotros, en Malela, también lo tuvimos en nuestra carta una buena temporada, pero los hacíamos con nuestras variantes. Este plato consiste en unos huevos duros rellenos con mahonesa, acompañados con unas papas fritas y bañados con una buena salsa de tomate. Finalmente, se espolvorea con la yema de huevo duro. ¡Qué quieren que les diga! Un pedazo de receta que gusta tanto a niños como a mayores.

¿Se imaginan a Nelson y a los suyos de paseo por las calles de Santa Cruz pidiendo una de huevos a la inglesa y cerveza en mano?

La receta es muy sencilla y fácil de resolver, se los prometo. Ésta es la tradicional, esa que pueden encontrar en cualquier casa y pasarlo muy bien.

Primero, para los huevos rellenos.

– 6 huevos duros (cocidos).

– 150 gms. atún en conserva.

– 1 cebolla pequeña.

– Mahonesa

Cortar los huevos en dos mitades y separar las yemas. Triturar el atún con la cebolla y añadir la mitad de las yemas y mezclar todo con la mahonesa al gusto. Rellenar las doce porciones de huevos con la pasta.

Segundo, para la salsa de tomate.

– 1 kilo de tomates maduros.

– 1 cebolla.

– 2 dientes de ajo.

– Sal.

– Azúcar.

Arrancamos poniendo a bailar el ajo, picamos la cebolla y la ponemos a pochar despacito, hasta que empiece a cambiar su color; añadimos los tomates troceados y dejamos cocinar muy lento. Sal y azúcar, ambas al gusto. Dejamos a fuego unos 30 minutos. Triturar y colar.

Finalmente, emplatar.

Servir los huevos duros rellenos, acompañados con unas papas fritas y bañados con la salsa de tomate. Por último, se espolvorean con la yema de huevo duro restante.

Sobre el autor

Alex Marante

cocinero y bloguero

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete